Entrada #48: Reencuentro

– Verás chico maravilla. El individuo que el ancianísmo y venerable señor Seamus llama padre de James, es como verás, mi hijo, o bueno, hijo del James Padre del Padre que existió en el mundo real del cual yo soy sólo una sombra. Este pequeñín mereció su merecido, es decir, que lo enviara en un doloroso viaje hasta el suelo del que apenas se incorpora, pues es un traidor. Así mismo lo saludó el venerable, pero no lo escuchaste por que estabas tirado recuperándote del ataque no-muerto de aquel que sigue por allá desvanecido, mismo que es a su vez hijo de mi hijo, mi nieto.

– ¿Todo eso sólo para decirme que es el Papá de James, cosa que ya sabía, y que es un traidor?

– Sipirilí. Pero si no fueras tan impaciente como poderoso, podría pasar a la explicación que nos ocupa y que te concierne. Verás. Érase una vez, un par de muchachitos mejores amigos que andaban por la vida gozando y haciendo magia. Se conocieron cuando uno de ellos llegó a Alemania, ese vendría siendo el individuo que se adolece aquí mismo, James Padre. El otro vivía en la casa de al lado, y muy raro fue desde siempre. Un día el joven James salió a hacer unas diligencias y vió a su vecino sentado en la entrada de su casa, haciendo figurines de jirafas, elefantes y cabras en arcilla, pero sin tocarlos con sus manos, solo con su pensamiento. En ese mismo momento supo que serían amigos por siempre. Y ese muchachito loco de los figurines, vendrías siendo tú, Odell.

– Sólo quiero asegurarme de que este relato tendrá una explicación lógica, por que OBVIAMENTE, no pude ser yo. ¿La hay?

– Pues lógica no será, como todo lo que ha pasado hasta este mismo instante en el que te explico la explicación. Verás, tú eres Odell…

– Eso tiene lógica.

– No me provoques, por que aunque poderoso, también estás sin acceso a tu poder, así que bien puedo enviarte a la banqueta del dolor. Tú eres Odell, el guardián de la llave única, el único humano del mundo real que el venerable arrastró con él cuando creó el hubiera. Cuando esto hubo pasado, es decir, que existió el hubiera, el venerable se quedó en el mundo de las sombras y a ti te envió al el mundo real de vuelta, dos guardianes, dos inmortales, dos poderosos que vigilaban al Mayor. Y todo fue bien, hasta que James padre hizo un pacto con el Mayor, para traerlo de vuelta: intercambiar a su hijo, James hijo, llave última, por el gran poder que siempre quiso de tí. Una gran batalla hubo, es verdad, cuando se intentó la intención, de hacer el trueque, pero ganamos, y en la victoria perdiste la memoria. Y te perdiste, pero te encontré, y la forma tenemos que encontrar de que recuperes la memoria y vuelvas a vencer al mayor y salvar a James del destino horrible que le espera si es consumido.

– !Ah sí! Creo que ya lo recuerdo… recuerdo… ¡que estás loco de remate!

– Lo está -dijo Seamus- pero dice la verdad. Y ahora creo que es tiempo de que nuestro visitante continúe con el relato ¿por que estás aquí James?

– Es de sabios cambiar de opinión -dijo James Sullivan- cometí un error y durante años estuve buscando a Odell también, para enmendarlo. El trato no fue entregarle a mi hijo, permíteme corregir, sino ayudarlo a ser una persona de nuevo, no fue su decisión ser una sombra y yo creí en él, pensando que merecía la oportunidad de una vida normal. Me dijo haber descubierto la manera de regresar sin consumir a nadie, y que sólo se lograría con la magia combinada de dos descendientes, por eso llevé a James. Cuando trató de consumirlo y apareció Odell, me acobardé, y no hice nada. Huí, dejé que salvaran a mi hijo. Cobarde, pero no traidor.

7 thoughts on “Entrada #48: Reencuentro”

  1. Ésto cada vez está más claro y más confuso. Lo dijey lo sostengo: entre mas queso, menos queso.

    Pero geniales los diálogos de Magician, como siempre, y las cabras, jirafas y elefantes que tristemente no tienen un triángulo amoroso.

  2. i don’t understand, ya me confundio esto muchos personajes y todos por ningun lado los dialogos entre los magos estan cool aqune tengo mis dudas del “sipirili” (muy capulinesco) y aun falta el triangulo amoroso, no importa que sean de arcilla eso lo haria menos intere-squeroso

  3. Por primera vez en no se cuantos miles de posts yo sí entendí, estoy mal? :////D

    Y la idea de la primer llave y última me parecen más que geniales 😀

    Pero sí, magician exageró de clantinflesco en éste post xD

  4. Yo estoy con Ian, si bien si tuve que leer un par de veces para descifrar los cantinfleos de magician, en general puedo decir que si le entendí.

    Que hablando de cantinfleos, creo que Magician llegó a su tope máximo de cantinfleo en este post 😛

  5. Ah!! a mi se me hicieron más difíciles otros diálogos Magicianescos 🙁

    Yo también le entendí a este post! Jojo

Comments are closed.