Category Archives: Ronda 5

Entrada #27: Paciencia

Apenas me estaba calmando después del “juego” de hace unos minutos y justamente tuvo que salir con ese comentario, sin siquiera pensarlo le solté una cachetada al anciano, que me importaba que fuera un familiar de James, simplemente me tenía harta. Unos pocos instantes después la pantalla que tenía Magician en las manos cayó al suelo mientras el rostro del anciano se cimbraba por el golpe, el rostro de Orb giró para verme con una expresión de miedo y asombro entremezclados.

– ¿¡Qué demonios estás haciendo!? – Gritó Orb mientras abría más los ojos de lo que ya los tenía.

– ¡Ya estoy harta! – grité – en unos instantes tengo que estarlo soportando, y luego otros instantes después parece que ya estamos bien, ¡y ahora me sale con que James puede arreglárselas solo! Por dios qué no ven que está en peligro, ¡no ven al maldito monstruo o cosa o lo que sea que está ahí!

– Espera Rachel, cálmate – Me interrumpió Orb mientras intentaba tomarme de los hombros mientras yo manoteaba para quitármelo de encima.

– ¿Qué me calme?, si claro, me voy a calmar, y ya que me calme ¿entonces voy por las palomitas como él dijo? No lo creo.

– No creo que James esté en peligro, ya lo viste en la pantalla, está en control de las cosas.

– Si claro, en control dentro de mi cuarto en un capullo de sombras, ¿qué ya olvidaste como nos despedimos de él?

– No, no lo he olvidado, pero… – Se detuvo Orb intentando encontrar algunas palabras para terminar su frase.

– Ya ves, lo habías olvidado, que me importa que su fantasía, visión o lo que sea que esté viendo o sucediéndole sea así y que ahí tenga control, solo sé que él no está bien, y ya me harte de que sigamos aquí.

– Pero que más vamos a hacer, yo no puedo sacarte de aquí, es más, aun no entiendo en que o donde estamos.

– Ahora imagina que tan perdida estoy yo que no soy una fan de “Spellbook” como tú.

La mirada de Orb bajó justo cuando le dije eso, fue como si una espada abriera su pecho y dejara salir un sentimiento que todo este tiempo no había enfrentado, él sabía por qué es que había aceptado ayudar a Magician, no se trataba de James, no le importó en realidad que se trataba mucho de Twilight Door cuando ese mensaje privado apareció en su buzón dentro de Spellbook, no, le importó la promesa de Magician, le importó el conocimiento, justo ahora con esas palabras de Rachel se dio cuenta que todo este tiempo había estado siguiendo adelante solo por la promesa de Magician de enseñarle más cosas si le ayudaba.

– Lo siento – susurró.

– ¿Qué? – dije sorprendida.

– Lo siento, creo que… tienes razón, tenemos que ir por James.

Una sonrisa se empezó a dibujar en mi rostro cuando escuché las palabras de Orb.

– Así es, necesitamos salir de aquí.

Orb y yo volteamos hacia donde se encontraba Magician quien estaba en el piso sosteniendo la pantalla entre sus manos, una imagen de James sentado en el piso se desplegaba sobre ella, el rostro de Magician apuntaba hacia dicha pantalla pero sus ojos se encontraban perdidos como atravesándola, e incluso atravesando el blanco infinito del piso sobre el que estábamos.

Orb fue quien dio el primer paso, se acercó hacia él y puso su mano sobre su hombro.

– Necesitamos irnos – Le dijo pausadamente.

Magician no respondió nada, simplemente se levantó y caminó hacia un lado hasta una pared, se agachó y empezó a trazar con su dedo un rectángulo, aun sin traer nada con que escribir una línea negra se dibujó por donde pasaba su dedo, unos segundos después terminó y con su otra mano empujo el rectángulo abriéndolo como si se tratara de una puerta.

– Vayan – dijo con un tono serio como el que nunca le habíamos escuchado antes – vayan ya.

– o – O – o –

Pues bueno, con esta entrada damos por terminada la ronda #5, y la verdad incluso a nosotros mismos nos sorprendemos que hemos podido mantener una historia (moderadamente) coherente hasta el momento, además, con este post se cumplen exactamente 2 meses desde que empezamos a escribir, nos da muchísimo gusto saber que tenemos, aunque sean unos cuantos, quienes nos sigue entrada tras entrada leyendo, agradecemos sus comentarios y también sus no comentarios de los que nos leen anónimamente.

Las cosas no han sido perfectas la verdad, pero, nos hemos divertido en la medida de lo posible, lamentablemente esa falta de perfección ha causado que para la siguiente ronda uno de los autores deje el proyecto, la verdad es que la vida real tiene más importancia y hay que darle su lugar, por lo cual el no poderle dedicar el tiempo necesario a esto lo ha llevado a decidir por su propia voluntad el dejar ¿Y qué sigue? para que alguien más que pueda dedicarle aun más tiempo supla su lugar.

Nos dio muchísimo gusto el tiempo que estuviste como autor Zeo, sin ti, y esto es muy cierto, no hubiéramos podido contar la historia de James y Rachel, de Emily, Magician y Orb.

En cuanto a quien será el nuevo autor y cuándo empezará, eso, lo tendrán que descubrir en algún momento en la siguiente ronda.

Nuevamente, gracias a quienes nos leen.

P.D. Solo por esta ocasión habrá un pequeño día de retraso adrede por lo cual la siguiente entrada no saldrá sino hasta el día lunes.